Skip links

Los multiversos cotidianos de Matías Rivas

“Estas imágenes representan momentos muy especiales que pinto al óleo para que duren

Matías Rivas

“La muy profunda noche” bonaerense, como la llama este artista nacido en Misiones, no solo tiene sus sonidos característicos, sus espacios y tiempos particulares. También nos ofrece imágenes que Matías supo retratar al óleo durante estos últimos años, en toda su complejidad y misterio. En estos tiempos de asilamiento y reflexión estas imágenes quizás puedan ayudarnos a pensar qué es lo que tenemos que intentar preservar de todo aquello.

Les compartimos una entrevista que le hicimos a Matías para acompañar esta selección de sus pinturas que deseamos poder ver muy pronto en directo.


– Empecemos por los orígenes. Contanos de donde sos y cómo se inició tu relación con la pintura.

Soy de Misiones, nací en Campo Viera que es un pueblo muy pequeño en el centro de la provincia. Viví ahí hasta los 4 años pero tengo recuerdos muy profundos de esa etapa. Luego viví un tiempo en Oberá, hasta los 17 años, nos mudamos a Posadas con mi familia donde viví hasta los 27 y desde el 2017 estoy residiendo en la ciudad de Buenos Aires. Para ser más concreto con la pregunta, me considero un poco de cada parte que te nombré, pero también está bien decir que soy de Misiones.
Mi primer contacto con la pintura lo tengo cuando entré a la Academia de Artes en Misiones. Siempre fui buen dibujante, pero era el peor del curso con los pigmentos. Mi sobrenombre era “anomalía” porque cuando hacíamos la colgada de cuadros la mía era una clara anomalía entre todas las demás. Mi problema era que pintábamos en formatos muy pequeños, entonces me mandé a fabricar un bastidor de dos metros por uno cincuenta, ese fue mi primer cuadro, “Trasfondo de microondas cósmicas”. Todavía lo considero mi mejor obra y el origen de mi pintura.

Extracto Serie Multiversos por Matias Rivas.  1. Té de Olivos (2017); 2. Encarnación (2019)

– Me gusta eso que mencionás de la anomalía. Más allá del chiste, creo que en tus cuadros hay una presencia de la noción de “anomalía”, en el sentido de que muchas veces se parte de un retrato más o menos fiel de una situación cotidiana, pero si miramos con atención vemos que está como corrida de eje: tus pinturas parecen capturar ese preciso instante suspendido en el tiempo en el que la realidad ordinaria se abre a otras realidades, dimensiones paralelas a las que se accede gracias a una intensificación de la percepción que derraman y modifican la realidad consensuada. Las pinturas que nos enviaste están organizadas en tres series, que quizás de alguna manera testimonian este estado de pasaje. ¿Podrías contarnos un poco más sobre esas series?

Las tres series son Multiversos – Crónicas – De la cultura Antediluviana. Son tres espacios donde puedo separar mis investigaciones o búsquedas personales. Multiversos es la que me acompaña desde el principio, con mi primer obra “Trasfondo de microondas cósmicas”. Estas imágenes las desarrollaba con conceptos y teorías que seguía mucho en esa época, referidas a cuestiones físicas, astrofísicas, física de partículas, distorsión temporal, entrelazamiento. Multiversos considero que es mi serie más introspectiva y mística, quizá la más personal también.
Crónicas es una serie de arte costumbrista clásico, en un contexto de noche bonearense. Me gusta seguir el folclore del pintor tradicional, el oficio de retratar los momentos, la poesía de los instantes. Esta serie la comienzo en 2017 cuando me mudo a Capital, los primeros meses me la pase encerrado pintando el cuadro “Te de Olivos”. No salía mucho, hasta una noche que terminé en una fiesta – cumpleaños donde conocí a personas muy especiales, que de alguna manera estaban en el mismo camino, más referidos al sonido y la música pero que al final son diferentes medios para responder las mismas preguntas. Estas personitas son djs de la muy profunda noche, un lugar de extrema inspiración en donde sentía que las imágenes estaban en el aire y solo tenía que tomarlas.
De la cultura Antediluviana es una serie que está inspirada en descubrimientos arqueológicos, recolectados por todo el mundo, donde se ven vestigios de una humanidad anterior y diferente a la que se conoce oficialmente.

Extracto serie Crónicas por Matias Rivas.  1. BuenosAires-Underground (2019); 2. BunKr (2019); 3. Limbo (2018)

– No me sorprende esa mención que haces a cómo el encuentro con amistades nocturnas destrabó tu bloqueo creativo, porque un motivo que se repite bastante en tus cuadros es el de cierta intimidad compartida. Cuando muchas veces se vinculan las experiencias visionarias a una instancia más bien solitaria, de silencio o –en otro extremo– de éxtasis colectivo y danza, en tus cuadros esas fugas parecen darse más en el contexto de una plácida conversación que se tiene después de una fiesta, o en una habitación retirada. La palabra está presente, y es una palabra de entendimiento, de comunión, cálida. ¿Qué lugar crees que tiene la amistad en lo que haces, y en los lugares que retratás?

En la serie Crónicas la amistad esta super presente. Estas imágenes representan momentos muy especiales que pinto al óleo para que duren. En todas están las personas con las que paso más tiempo y que siempre participan de esas aventuras nocturnas, mi novia y amigos. Cuando las pinto, no considero solamente la imagen, trato de generar las mismas sensaciones que sentí en ese momento con recursos de iluminaciones, colores saturados y quebrados, la incorporación del tiempo con imágenes en movimiento, hasta tratar de recrear esa atmosfera que en la mayoría de estas crónicas son momentos compartidos con amigos y amigas.

– Por último, mencionaste que tu inspiración se alimenta de los djs de la más profunda noche. ¿Qué podrías decirnos sobre cómo esa música y esa práctica estimulan tu sensibilidad?
Desde muy chico siempre me considere una especie de investigador desde una perspectiva muy primitiva. Y en esas investigaciones siempre me interesé mucho por el hecho de que hay gente que hace arte de diferentes maneras pero que en última instancia está hablando de lo mismo. También me interesa que el arte está en todos y que cualquier persona lo puede hacer, pero, sin embargo, son muy pocos los que son originales. Y no lo digo en el sentido que suele dársele a esa palabra sino entendiéndola en referencia a un origen. Son muy pocos los que llegan a hacer obras de arte desde esta perspectiva. La noche profunda y los que de alguna manera la mantiene me generan mucha curiosidad: la noche por su poesía y los djs porque usando diferentes elementos a los que usa un pintor hablan muchas veces de lo mismo. Un pintor trabaja con colores y formas que organizadas de una manera en particular pueden llegar a expresar la intuición más profunda del arte, que según mi interpretación es la existencia. Un dj usa diferentes tracks – canciones que organizados y mezclados de una manera en particular me están hablando de lo mismo. Eso me parece impresionante y lo considero un elemento muy precioso, porque el arte no se deja ver muy seguido, ni en la pintura ni en un dj set ni en ninguna disciplina, pero cuando pasa es tremendo.

Extracto serie De la cultura Antediluviana por Matias Rivas.  1. De la cultura Antediluviana (2019).

Matias Rivas, estudió en el Instituto Montoya la carrera de Artes Visuales y Diseño Gráfico en Posadas Misiones. Destacándose en las cátedras de pintura y dibujo hoy realiza la mayor parte de su labor en las áreas de pintura muralista y pintura de taller. Sus muestras más destacadas son: Trasfondo de Microondas Cósmicas en Casa de Gobierno Posadas Misiones, 2012; Multiversos en Espacio la Luna Posadas Misiones 2014; Entramado, en Museo Vicente Cida de Posadas Misiones, 2015; Octubre Purete en Museo Juan Yapari de Posadas Misiones, 2016; Maticus, en Museo Juan Yapari, Posadas, Misiones, 2017 y Estados Alterados en Galeria Error, CABA, 2019.

Dejar comentario

Name*

Website

Comentario